Símbolo do Instituto de Física

Símbolo del Instituto de Física 

Bourroughs Datatron B-205, o “Cérebro Eletrônico”

Bourroughs Datatron B-205, el “Cerebro Electrónico”

Fotos del acervo de investigación – Centro Técnico Científico

Fotos do acervo de pesquisa – Centro Técnico Científico

El cartel de la década del 60 divulga el programa de posgrado de la Escuela de Ciencias e Ingeniería del Centro Técnico-Científico.

El cartel de la década del 60 divulga el programa de posgrado de la Escuela de Ciencias e Ingeniería del Centro Técnico-Científico.

La historia del Centro Técnico Científico de PUC-Rio (CTC/PUC-Rio) empieza en 1947, con la creación de la Escola Politécnica de PUC (EPPUC), cuando la Universidad se dio cuenta de la necesidad de formar personas cualificadas para atender a las crecientes necesidades de la ingeniería nacional

Mismo teniendo como finalidad la formación de ingenieros, pronto actividades de pesquisa empezaron a ser desarrolladas, primeramente en la área de la Física. Así, la Escola Politécnica empezaba, de manera pionera, a integrar las actividades de enseñanza y pesquisa.

Era el comienzo de una nueva PUC, que se trasladó para el famoso campus de Gávea en 1955 y pronto, en la década de 60, el surgimiento de los primeros programas de posgrado del país, incluyendo las Ingenierías Eléctrica, Mecánica y Civil, insertó la Escola Politécnica entre la élite académica de Brasil.

La excelencia y el facto de ser pionera en las actividades realizadas en el ámbito de CTC pueden ser comprobadas con variados ejemplos de la historia de la educación en el país: en 1960, PUC-Rio hizo la instalación en sus dependencias una Computadora Burroughs 205, la primera de la América Latina en universidades y la primera en Brasil. Era una computadora a válvulas, procesando las informaciones a partir de cintas perforadas. En esta línea, CTC también fue pionero al ser el primer centro a introducir la Informática en sus cursos y el primer que cuenta con núcleo propio de computación científica.

En 1961, el Laboratorio de Pesquisas Radioquimicas inauguraba el Instituto de Física que, después, recibió el nombre de Instituto Costa Ribeiro, en homenaje a un notable físico brasileño. En 1963, fue construido el Instituto de Química y el Acelerador de Partículas Van de Graaf. En el mismo año, fue inaugurado el primer curso de posgrado stricto sensu en Brasil: Grado en maestría en Ingeniería Eletrica. El primer Master en Ciencias del país, fue en la área de Ingeniería Mecánica: el alumno Guilherme M. de la Penha recibió su título en 1965.

Según el anuario de 1965/66, “la organización de la Escuela Graduada de Ciencias e Ingeniería del Centro Técnico Científico objetivó la creación de un centro de estudios avanzados, visando mejorar la formación técnica y académica de ingenieros y de científicos, la preparación y el perfeccionamiento de profesores de nivel, y el incentivo a pesquisa”.

En 1966, un grupo de trabajo formado por PUC-Rio y otras Universidades, comprometidas con la excelencia en la formación de sus alumnos, inició el proceso llamado Reforma, que generó un nuevo estatuto, acompañado de un regimiento general. Liderado por Puc-Rio, en 1967, la comisión nombrada por el Rector, Laércio Dias de Moura, empezó a poner en práctica los cambios que habían sido definidos. De carácter pionero e innovador, fue creado el régimen de créditos, en práctica hasta hoy e copiado por otras universidades Brasil afuera.

Al mismo tiempo, una estructura más flexible e independiente de la estructura federal, permitió la creación de los actuales respectivos departamentos, para, en seguida, la creación de los Centros, incluyendo el Centro Técnico Científico de PUC-Rio, que ya traía 20 años de bagaje en la formación de nuevos profesionales.

En las décadas de 70 y 80, los programas de posgrado fueron entendidos con la oferta de cursos de Doctorado entre los departamentos de CTC, consolidando PUC-Rio como una de las más promisoras universidades del país, con su enseñanza de calidad siendo reconocido dentro y fuera del Brasil.

Hoy CTC/Puc-Rio agrega diez cursos de Ingeniería (de Petróleo, de Control & Automación, de Producción, de Computación, de Química, de Materiales e Nanotecnología, Eléctrica, Civil, Mecánica y Ambiental), dos de Informática (Sistemas de Información e Ciencias de la Computación) y también los bachilleratos en Matemáticas, Física y Química.

Además de los cursos de graduación, todas las áreas de exactas de PUC-Rio ofrecen posgrado stricto sensu (Grado en Maestría y Doctorado), además del exclusivo Grado en Maestría en Metrologia y de los Grados en Maestría Profesionalizantes en Logística y en Ingeniería Urbana y Ambiental.

En las áreas de ingeniería, informática, matemática y química, CTC, atravesó de la Coordinación Central de Extensão (CCE), ofrecen aún 13 posgrados lato sensu y cerca de 170 cursos de extensión.

Cerca de completar 70 años, CTC /PUC-Rio tiene hoy a cerca de 5,5 mil alumnos (siendo 16% de extranjeros), infraestructura y tecnología de punta en más de 115 laboratorios y una enseñanza reconocida por MEC – tanto en la graduación cuanto en el posgrado – como uno de los cinco mejores de país.